KOREAN DREAMER'S CHAT

miércoles, 19 de marzo de 2014

K-FANFIC: DECISIÓN AMOROSA: INFINITE: C19

DECISIÓN AMOROSA: INFINITE

Capítulo 19: Que yo qué?

Les recomiendo que lean este capítulo escuchando Request de INFINITE

T/N corrió a abrir la puerta y se quedó helada al ver a Hoya de pie frente a su puerta, por un lado quería correr a abrazarlo, pero por otro estaba furiosa porque él se fue temprano de la compañía dejándola plantada en su cita planeada hace más de tres años.
XXX: Por qué él y no yo, eh? (dijo mirándola con suplica, y su voz se escuchaba algo afónica –eso no era una buena señal-).
Tu: Pero… (Lo olio) Estas borracho? (le pregunto o sea que la dejo por irse a beber?, ahora si tenía ganas de golpearlo).
XXX: Aun no respondes… (dijo casi que cayendo al piso).
Tu: Yo… (iba a responder pero Hoya la interrumpió).
XXX: Lo siento (se lanzó hacia T/N y la beso).
T/N se quedó completamente sin palabras, con aquel beso, sentía que las cosquillitas habían crecido y que por fin estaba completa, pero… si Hoya estaba borracho, se valía aquel beso?
Hoya: Lo siento, pero aun no me hago a la idea de que prefieras a Myung Soo (dijo con lágrimas en sus ojos, parecía un niño completamente indefenso).
Tu: De qué estás hablando?
Hoya: (ignorando su pregunta) Sé que has vivido más cosas con Myung Soo, pero igual me gustas mucho, y merezco una oportunidad, no sé por qué le dijiste que te viera justo allí quizás era para hacerme entender a mí, pero, igual me duele (dijo muy triste).
Tu: Espera Hoya, fuiste al salón de practica hoy?
Hoya: Por supuesto, he esperado este día desde hace tres años, llegue algo tarde porque el manager me pidió hablar pero de igual modo llegue y… y te vi abrazada de Myung Soo (ya no aguanto más y se resbalo al piso).
Tu: Hoya! (lo ayudaste a levantar y entraste con él a tu apartamento, dejándolo en la cama, fuiste a ir por una pastilla para la resaca, pero él te detuvo).
Hoya: Lo siento, sé que ya tomaste una decisión y…
Tu: Hoya! (lo interrumpiste) Yo volví por ti, por nadie más.
Hoya: Qué? Pero te vi abrazándote con Myung Soo (dijo abriendo enormemente sus ojos).
Tu: Qué? (recordaste qué L te había pedido perdón), todo fue un mal entendido, yo estaba allí por ti, pensé que me habías dejado plantada (dijo con aquella nostalgia que la había embargado).
Hoya: Por supuesto que no te dejaría por nada, sabes que me gustas mucho (la abrazo).
Tu: Y tú a mí, pero no me gusta para nada el olor a alcohol que te hace apestar.
Hoya: Lo siento (dijo apenado oliéndose disimuladamente).
Tu: Espérame y ya vuelvo.
Hoya: A dónde vas?
Hoya se quedó mirando el techo y la habitación de T/N, estaba tan feliz que la borrachera le había pasado completamente, T/N le correspondía a sus sentimientos, nada podía ser mejor y mucho menos, nada podía robarle aquella felicidad, miro hacia el armario, lo abrió y noto que la maleta de ella estaba allí aun sin desempacar, lo cual le causo mucha gracia, ella siempre tan responsable y descuidada consigo misma.
Abrazo la maleta notando que aquello que estaba sucediendo no era fantasía ni producto de su imaginación, todo era real y ahora si podría estar con T/N como lo deseaba, poder presentársela a sus padres y al mundo como su novia oficial, podría ser más feliz? (se preguntaba poniendo cara de demasiada felicidad –cara de tonto-).
Mientras que en la cocina T/N buscaba algunos medicamentos para la resaca sin tener mucha suerte, se sentía demasiado contenta por aquella visita que tenía en su habitación, había esperado tanto para volverlo a ver, que no sabía ni cómo actuar, ya que al fin y al cabo no había salido nunca formalmente con Hoya, pero… ahora si esta en serio con Hoya?, (era la pregunta que rodeaba sus pensamientos).
T/N buscó y buscó medicamento para Hoya pero no encontró nada, por lo tanto se fue a hacer aquello que suelen mostrar en las películas, regreso a su habitación y vio a Hoya dormido abrazando su maleta se veía tan angelical que su corazón comenzó a latir fuertemente, entonces como si Hoya hubiese sentido la mirada de ella abrió los ojos y le sonrió y ella a él. Pero T/N recordó el por qué iba allí.
Tu: Creo que necesitas un baño.
Hoya: Qué?
Tu: Es lo que hacen en las películas.
Hoya: Ok, pero tú vienes conmigo.
Tu: (te lanzaste a golpearlo) pervertido.
 Hoya: (toma tus muñecas entre sus manos) Lo siento, solo quiero tenerte cerca (te dio un fugaz beso y se levantó) Dónde es el baño?
Tu: Sígueme (dijiste poniéndote de pie con la ayuda de él).
Hoya: O sea que si nos bañaremos juntos?
Tu: Aish, pervertido
Hoya: (subió sus manos en son de paz) Lo siento.
Hoya se mete a bañar demasiado feliz de haber sentido de nuevo los labios de T/N rozar los suyos. Por su parte ella comienza a desempacar su equipaje buscando algo en especial, pero entonces sale Hoya tapándose únicamente su parte inferior dejándola sin palabras y sin poder quitar sus ojos de los increíbles Abs de él.
Hoya: Y que buscas allí?
Tu: Yo… yo… esto? (encontró por fin una camiseta que había comprado de la selección de su país que le pareció un buen regalo para Hoya ya que le gusta el futbol mucho).
Hoya: Oh, gracias (la tomo y dejo caer su toalla, T/N abrió mucho sus ojos y grito fuertemente, afortunadamente conservaba sus bóxers).
Tu: Tapate, tapate (grito y salió corriendo un poco acalorada por el momento bochornoso anterior y dejando la otra parte del uniforme deportivo sobre la cama).
T/N estaba en la sala tratando de respirar hondo para tranquilizarse y ponerse en control, en verdad no era la primera vez que veía a un hombre sexy con poca ropa, pero sentía una enorme atracción hacia Hoya y al verlo casi que como Dios lo trajo al mundo su interior colapso en especial aquellos sentimientos que había estado conteniendo durante esos tres largos años.
Mientras en el dormitorio estaba Hoya con una enorme sonrisa en su rostro al recordar la expresión de T/N al verlo, no podía dejar de pensar en que esa fue la misma cara que puso cuando lo vio en la sala de práctica por primera vez, siempre poniéndose nerviosa y agresiva a la vez cuando está nerviosa y realmente sorprendida, en definitiva ella era una chica muy distinta  a las demás y ello era lo que más le gustaba de T/N.
Salió de la habitación y se encontró con T/N acostada en ese enorme sofá, se veía cansada (por el largo viaje) pero a la vez demasiado hermosa, se le acerco lentamente observándola detenidamente, se sentía  tan feliz por ese reencuentro que en verdad no tenía palabras para describir ello.
Observo su respiración era constante pero tranquila; su rostro fino y delicado sus curvas faciales le daban un aspecto tranquilo, y tenía una media sonrisa en su boca, sin poder contenerse la beso, el contacto de sus labios con los de ella le hicieron recorrer una extraña corriente por su interior.
Aunque T/N abrió sus ojos afortunadamente Hoya logro alejarse a tiempo para evitar que T/N notara el beso.
Tu: Qué estás haciendo (preguntaste demasiado cansada y sin poder abrir completamente los ojos, sintiendo un extraño corrientazo por tu cuerpo)
Hoya: Nada, sólo te observaba.
Tu: A mí? Por qué?
Hoya: Es natural que entre enamorados se miren (dijo sonriente a la vez que la tomaba entre sus fuertes brazos). Aunque jovencita no más charla por hoy, debes descansar.
Tu: (sorprendida) Pero…
Hoya: Sin peros (te llevo y recostó en la cama, el cansancio te gano y caíste en un plácido sueño, mientras que Hoya hizo una improvisada cama en el piso y también durmió alegremente.
El sol entraba radiante por la ventana, el día parecía que iba a estar soleado y muy hermoso, T/N se sintió atraída por un delicioso aroma que inundo sus sentidos, pero no quería despertar, su ilusión y sueño de estar junto a Hoya quien no había llegado ayer parecía hermoso en especial en el momento en que la había llevado a la cama, al menos en su sueño podían estar juntos.
Tu: Un momento… cómo llegue a mi cama? Y por qué huele a comida en mi apartamento?
Abrió los ojos de golpe y se dirigió casi que corriendo a la cocina, allí se encontró con un animado y sonriente Hoya cocinando muy alegre y diligentemente, miro a T/N sorprendido, pues quería hacer como en las películas y llevarle el desayuno a la cama, pero parecía que ahora había un cambio de planes.
Hoya: Buenos días bella durmiente.
Tu: Hoya… (corriste y lo abrazaste por la espalda).
Hoya: Vaya, no esperaba ese abrazo, pero me haces muy feliz (se voltio ágilmente y quedaron cara a cara, se miraron y tú lo besaste, él te tomo entre sus brazos, el beso se puso más caluroso y algunas prendas comenzaron a deslizarse por sus cuerpos, pero entonces Hoya te detuvo.
Hoya: Lo siento hermosa, pero el desayuno se enfría y creo que aún es demasiado pronto.
Tu: Yo soy la que lo siente, creo que mi control se descontrolo (dijo mordiéndose el labio algo que le fascinaba a Hoya, por lo cual le dio la espalda, para servir la comida, si seguía mirándola muy posiblemente no iba a poder contenerse más, es cierto que era todo un caballero, pero igual seguía siendo hombre).
Tu: Y por qué tan servicial, cocinando y todo? (le pregunto tratando de desviar sus hormonas mientras se ponía la ropa que un rato antes se había quitado con el furor).
Hoya: Debido a las constantes madrugadas, últimamente me suelo levantar muy temprano, y pensé voy a sorprender a mi chica, mostrándole mis dotes en la cocina, y prepare algo rico para compartir y comenzar el día.
Tu: Comenzar el día?
Hoya: Si, estuve pensando y recordando nuestro tiempo juntos y hemos salido muchas veces, pero en realidad no hemos salido formalmente y quiero que… tengamos nuestra primera cita, vienes conmigo?
Tu: Bromeas? Me encantaría, pensé que nunca lo preguntarías (sin poder controlarte solo te tiraste a darle otro pequeño beso rápido).
Horas más tarde estaban ambos esperando en el aeropuerto de Gimpo, a pesar de que T/N le insistía a Hoya que le dijera sobre el lugar al que iban él no decía nada y solo se limitaba a sonreírle, abrazarla o mirar por su celular el horario de los vuelos. Finalmente al entrar T/N pregunto a una de las azafatas y ella sin quitarle los ojos de encima a Hoya le dijo: BUSAN
T/N entró al avión un poco curiosa del porqué de la visita a Busan, no entendía pero tampoco quería dañarle la sorpresa que Hoya tenía preparada para ella; aunque a Hoya lo estaban carcomiendo por dentro los nervios, no sabía cómo sería la reacción de todos en cuanto la vieran, al fin y al cabo prefirió durante todos esos años no hablar de ella para evitar ilusionarse con algo que quizás no podría funcionar, sin embargo T/N tomó su mano entre las de ella y todo el estrés se detuvo, en especial cuando ella le sonrió con aquella armonía.
Tu: Si notaste?
Hoya: (la miro sin entender) Qué?
Tu: Esa azafata no te quitaba los ojos de encima.
Hoya: En serio? (se hizo el interesado).
Tu: Si quieres ve y la saludas (le respondiste malhumorada).
Hoya: Tontica, (te abrazo) sabes perfectamente que yo solamente tengo ojos para ti (le dio un beso en la frente) y nadie cambiara eso.
Tu: Me lo prometes (le dijiste haciendo puchero, algo que jamás habías hecho).
Hoya: Te lo prometo, sabes me gusta.
Tu: Quién? La azafata?
Hoya: (comenzó a reír fuertemente) No, tu siendo celosa (le robo un suave beso).
Tu: Aish (lo golpeaste suavemente, pero el solo te abrazo durante todo el camino.
Un rato después…
Hoya: Llegamos (anuncio mientras abría la puerta del auto alquilado rápidamente, aún tenía dudas sobre su salida pero era mejor hacer las cosas desde el principio bien -eso pensaba-).
Tu: Y dónde estamos? (preguntaste al salir del auto).
Hoya: (toco su nuca como si estuviera sobándose a modo de nervios) En mi casa…
Tu: Tu casa? (preguntaste sorprendida, pero no pudiste decir más ya que por la puerta salió una sonriente señora corriendo a abrazar a Hoya).
T/N se puso muy nerviosa, quizás después de todo, las cosas no podían salir tan bien, tal vez algunos obstáculos se iban a presentar en el camino… Pero entonces recordó las hermosas palabras de Hoya de la noche anterior y se tranquilizó completamente.
Tu: Hoya gracias por todo.
Hoya: Gracias a ti por estar en mi vida.
Tu: Aunque me temo que esto no sea real, o que en algún momento se pueda acabar (dijo algo angustiada, pues siempre que las cosas en su vida comenzaban a ir muy bien, algo inesperado las arruinaba y temía por ello).
Hoya: Escúchame bien (tomo tu rostro entre sus manos). Por nada, ni por nadie en el mundo te dejaré ir esta vez, te extrañe mucho y no quiero volverme a sentir así, te amo y lucharé con todas mis fuerzas porque estemos juntos.
Tu: Gracias por decir eso, yo también te amo.
Hoya: Durmamos, mañana será un nuevo día y las cosas serán distintas, te lo aseguro (le susurro en el oído, la abrazo y ambos se durmieron abrazados como una joven pareja, sin saber todo lo que les esperaba)

Gracias por sus visitas ♥
Recuerden seguirnos y también visitar nuestras diferentes redes sociales.
Facebook: www.facebook.com/korean12dream
Twitter: www.twitter.com/korean12dream
Youtube: www.youtube.com/korean1dream

Trayéndoles lo último en Korean News With ♥♥♥ KD.