KOREAN DREAMER'S CHAT

miércoles, 16 de noviembre de 2016

K-FANFIC: PERFECTA CONFUSIÓN 2T: UKISS: C18

PERFECTA CONFUSION SEGUNDA TEMPORADA: #UKISS


Capítulo 18: Decisiones…

Les recomiendo que lean este capítulo escuchando One Of You de U-KISS

Belencitha: Es real lo que me dices? (dijo con un tono apenas audible sin abrir sus ojos).
Alexandra: Belencitha estas bien? (le pregunto alarmada)
Belencitha: Aún no contestas mi pregunta (contesto en ese tono petulante que tanto la caracterizaba).
Alexandra: Es real, es cierto que me gusta Kevin, pero él no corresponde mi amor, es triste esto y más para mi confesártelo así, pero es real.
Belencitha: Siento mucho lo de tu familia (seguía sin abrir los ojos).
Alexandra: No tienes que preocuparte, ya me acostumbre.
Belencitha: Mi caso es similar, pero sigo sin acostumbrarme.
Alexandra: Perdonaras a Kevin? (detestaba hablar de su desastrosa vida familiar).
Belencitha: No lo sé, sabes a veces las cosas pasan por algo y escuchando las incontables veces que tú y Kevin terminaron encontrándose sin una razón, me pone a pensar que tal vez yo no soy el verdadero destino de él sino tú.
Alexandra: Pero de qué estás hablando? (pregunto demasiado sorprendida).
Belencitha: Tu misma lo dijiste, el destino les hizo encontrarse en varias ocasiones.
Alexandra: Aunque él sólo te ama a ti.
Belencitha: Quién sabe? Tal vez con el tiempo termine amándote a ti, ese tipo de cosas siempre suceden.
Alexandra: Sin embargo tú también lo amas.
Belencitha: Si y también es cierto que él me ama, a pesar de ello ya es demasiado tarde, en tres días me iré de Corea, o ese fue el tiempo que me dio el médico de reposo y esta vez lo aceptaré, me iré feliz a seguir con mi carrera y tendrás el camino abierto y libre para conquistar a Kevin.
Alexandra: Crees que él algún día me perdonará? Deberías de haber visto su mirada de odio, cuando vio que a quien besaba era a mí y no a ti (comenzó a llorar).
Belencitha: (abrió sus ojos y abrazo a Alexandra) Tranquila, las cosas mejorarán.
Alexandra: (se levantó de la cama) Lo siento, pero esa no es mi decisión, yo no lucharé por Kevin, ya duele demasiado saber que él ama a otra, como para estar mendigando un amor que él no tiene por mí.
Belencitha: Entiendo, al menos puedo pedirte un favor?
Alexandra: Un favor?
Belencitha: Si, podrías mantener en secreto que he recobrado mi memoria por completo?
Alexandra: Qué?
Belencitha: Al menos mientras estoy aquí en el hospital, necesito pensar y replantearme lo que realmente quiero y cuando me decida serás la primera en saber qué haré, de acuerdo?
Alexandra: (secando suavemente sus lágrimas) Muy bien, callaré por estos tres días, simplemente no rompas más el corazón de Kevin, él realmente te ama (le dijo eso y se fue).
Belencitha: Lo sé

KISEOP
<>
Estaba en medianoche cuando mi celular sonó con aquel mensaje de Alexandra, recordando la extraña actitud de Kevin me levante, me puse lo primero que encontré y salí a buscarlo, justo como decía ella, él estaba frente a aquel bar mirando hacia la nada, se veía aún más triste de lo normal.
Kiseop: Kevin? Estas bien?
Kevin: Kiseop esta vez si la perdí completamente.
Kiseop: A quién? A tu cordura?
Kevin: No, a Belencitha (dijo y se cayó del sueño en brazos de su amigo).
Lo lleve de nuevo a casa, a pesar de Kevin verse tan delgado, realmente es algo pesado, me dejo preocupado lo que dijo, he preferido no meterme en aquello, porque Belencitha me atrajo mucho en un principio, aunque siempre supe que allí no tenía oportunidad.
Sin embargo luego de que pasó aquello del beso iba a meterme y buscarla, ya no había tanto sentimentalismo, pero entonces Cupido toco mi corazón, dejándome completamente encerrado en un amor unilateral y no exactamente por Belencitha, lo peor es que ella solo me ve como un simple amigo.
Trate de dormir, pero fue algo completamente inútil, así que decidí salir a hacer ejercicio, no es la primera vez que un idol sale a altas horas de la noche a ejercitarse y obviamente no será la última tampoco.
Estaba corriendo por el camino al lado del rió Han y entonces escuche un triste llanto, no pude dejar mi curiosidad a un lado y allí estaba ella, la chica que había complicado mi vida llorando con demasiado dolor, mientras tiraba piedras en el río, sé que tal vez ella nunca llegue a conocer mis sentimientos, ni ceda a amarme pues ama a alguien más, pero mi decisión es quedarme a su lado, cuidarla y protegerla lo máximo posible, así sea yo quien salga herido al final.
Kiseop: Afortunadamente es al río al que golpeas y no a una persona, o sino muy seguramente ya serías una asesina (le dijo en un tono suave mientras se sentaba a su lado)..
XXX: Kiseop! (corrió a abrazarlo).
Kiseop: Tranquila ya estoy aquí (le dio suaves palmadas en su espalda mientras aspiraba su aroma a canela).
XXX: Cómo supiste que estaba aquí? (pregunto entrecortado por su llanto).
Kiseop: Ya te lo he dicho, siempre llegaré a dónde estés mi Ale.

MANU
El día comenzó realmente hermoso, fui a mis clases normalmente, pero llamé a mi trabajo para decir que estaba muy enferma y no podía ir a trabajar, quizás así Eli lo entendería y me dejaría en paz.
Lamentablemente su lógica no funciona como la mía y llego hasta mi pequeñísimo apartamento a golpear como loco.
Eli: Manu, sé que estás ahí y también sé que no estas enferma (pumpumpum) abre ya, no me rendiré y así tenga que perseguirte por el resto de mis días lo haré, no me rendiré jamás, sé que estaremos juntos.
Afortunadamente unas horas después dejo de golpear. Me fui a la cama y me dispuse a dormir, sabiendo que al menos hoy quien venció fui yo.

A la mañana siguiente Manu volvió a despertar muy contenta, el no haber ido a trabajar le había dado mucho tiempo para limpiar, relajarse e incluso estudiar más de lo normal (que ya era bastante), hizo su desayuno, se alisto y salió, pero entonces se tropezó en la puerta de su casa con una inesperada visita.
Eli estaba ahí en su puerta quieto como un fuerte soldado prestando guardia, ella se llevo las manos al pecho asustada, sorprendida e inquieta, no había pensado en que Eli pudiese estar tan loco.
Manu: Pasaste toda la noche aquí?
Eli: Si y me estoy congelando de frío (la jalo del brazo), así que para recompensarme te toca comprarme un café.
Manu: Pero… (no consiguió nada, pues los músculos de Eli, eran grandes realmente por su gran fuerza).
Fueron a la cafetería más cercana y Eli fue a pedir, pero Manu se le adelanto.
Manu: Un americano bien cargado por favor (le dijo a la cajera del lugar amablemente).
Eli: Vaya, pero cómo lo sabes? (pregunto sorprendido de que ella recordará su gusto).
Manu: Ya olvidaste que vas al café en el que trabajo a diario a pedir exactamente lo mismo?
Eli: No lo he olvidado, pero si recuerdo mejor que tu sueles evadirme y no me atiendes por lo general. Entonces… significa que te gusto desde hace un buen tiempo? Y por eso estabas pendiente de lo que me gusta?
Manu: (le saco la lengua) tonto claro que no, es sólo que cuando no estoy en las mesas atendiendo soy yo quien sirve el café y siempre he tenido una excelente memoria, por algo soy la mejor estudiante de mi clase, y no es por lucirme, pero diría que también soy la mejor estudiante de la universidad.
Eli: Vaya, sabías que eres aún más hermosa en la mañana?
Manu: Aish, ya pague tu café, me voy (dijo saliendo rápidamente).
Eli: (apuro para que le entregaran su café y salió corriendo detrás de Manu, quien estaba esperando el bus para irse a estudiar). Llegue (dijo como si ella estuviera esperándolo).
Manu: Otra vez tu? (le contesto algo exasperada en el exterior, pero realmente se sentía demasiado feliz de verlo en la mañana, en especial acompañándola a todo, pues estaba realmente segura de que no se lo iba a quitar de encima tan fácilmente).
Eli: Ya te lo dije, tenemos que hablar claramente.
Manu: No tengo nada de que hablar contigo, adiós (se subió rápidamente al bus).
Eli: (la siguió) Ok, entonces no me quitaré de tu lado (le dijo sonriente sentándose al lado de ella mientras se tomaba su café).
Manu: Qué?
Eli: Ya me escuchaste.
Manu: Ok, hablaremos, pero después de clases, te lo prometo.
Eli: De acuerdo (le dijo con una picara sonrisa) Pero para estar seguro de que cumplirás, te acompañare todo el día, si dejaste de trabajar para no verme, no puedo ni imaginarme qué podrías hacer para evadirme.
Manu: Y acaso tu no tienes cosas que hacer?
Eli: No, hoy es mi día libre (dijo satisfecho de si mismo).
Llegaron a la universidad en donde Eli se transformo por completo, se puso una gorra, gafas normales un saco bastante holgado y no se quito ni un instante del lado de Manu, todos los miraban raro, criticando el aspecto del chico nuevo, lo cual le alegraba mucho a Eli pues le daba la seguridad de que nadie lo había reconocido, pero incomodaba a Manu pues todos la miraban demasiado, y eso era lo que más evitaba, las miradas de los demás.
El día afortunadamente para ambos paso rápidamente, las clases terminaron y Manu tal cual como lo había pensado Eli trato de escaparse para evitar la conversación pero no lo logró y una vez libre se fueron a almorzar a un lugar que Eli había escogido previamente.
Tomaron un taxi, aunque no fue una tarea fácil para Eli pues Manu no deseaba ir (o al menos eso decía), por lo cual él la tomo de la mano todo el tiempo con fuerza pero no demasiada para no hacerle daño; llegaron a un parque natural, muy alejado del ajetreado Seúl aunque en realidad seguían en la ciudad.
Manu: (Maravillada por el lugar) Dónde estamos?
Eli: Es un parque natural, realmente no sé muy bien sobre los nombres de los lugares aquí en Seúl, pero si te puedo decir que es de lo mejor que podrás conocer en tu vida.
Manu: (tratando de sonar sarcástica para calmar sus ansias de Eli) Acaso no conoces tu propia ciudad?
Eli: Si la conozco y muy bien, pero resulta que yo no soy de Corea del Sur, nací en Estados Unidos (dijo sonriente por la pregunta y expresión de sorpresa de Manu).
Manu: También eres extranjero?
Eli: De cierta forma si.
Manu: Jamás…
Eli: lo habrías pensado? (ella asintió) lo sé, y también sé que hay muchas cosas que nos sabes de mi.
Manu: Si, eso es cierto (reconoció). Bueno… y por qué estamos hoy aquí?
Eli: Ven (la tomo de la mano suavemente).
Caminaron un poco hasta llegar a un quiosco en donde había una manta extendida, una canastilla y algunas flores al alrededor, haciendo ver el lugar bastante romántico.
Manu: Tu hiciste todo esto?
Eli: Si… tal vez tuve un poco de ayuda, pero no mucha. Vamos.
Entraron y Manu noto que desde aquel quiosco se obtenía una mejor vista del alrededor dando la perspectiva de un hermoso ambiente natural, completamente relajante en especial para alguien como ella que no se daba mucho tiempo para descansar.
Manu: Y qué tienes allí?
Eli: Qué me das si te digo?
Manu: Aish, tonto.
Eli: Lo siento, es nuestra comida, (abrió la canasta) sándwiches, y vino, la verdad no tuve mucho tiempo para hacer una buena comida.
Manu: Oh.
Eli: No mentiras, también prepare algunos huevo rellenos y kimbap, te gusta?
Manu: En serio?
Eli: Si, yo mismo lo prepare.
Manu: Me encanta (comieron tranquilos sin decir palabra alguna, ambos se encontraban muy nerviosos). Estuvo realmente delicioso (fue la primera en romper aquel mortal silencio).
Eli: Si… creo que es tiempo de hablar.
Manu: Eli, yo…
Eli: Escúchame primero. Soy un chico americano y no te voy a decir que soy un ángel inocente con las chicas porque no lo he sido, pero jamás ninguna chica me llego a interesar lo suficiente como para pasarme toda una noche cocinándole o planeando cosas para poder sorprenderla.
>>Cuando te vi supe que no serías alguien fácil, pero también supe que no podría ser nadie diferente a ti, nuestra vida se basa en tomar decisiones de esto o aquello, el amor es una de las decisiones más difíciles de tomar y más en un mundo como es el actual, pero no puedo dejar de pensar en ti.

>>Sabes? Hace un tiempo una amiga me dijo que debería salir con alguien así sentaría cabeza y no molestaría más a las otras relaciones y ahora entiendo por qué me dijo aquello, en ese instante pensé que estaba tratando de ofenderme, pero ahora me doy cuenta que ella quería que yo entendiera qué es estar enamorado y estar dispuesto a entregarlo todo por una persona y a pesar de que puedan ser complicadas las cosas siempre se puede dar lo mejor de cada uno por la persona que se ama, esa es la gran decisión que se toma al estar enamorado y yo he decidido que voy a dar todo de mi para conseguir completamente tu terco corazón, yo he decidido luchar por ti con todo mi amor.